sábado, diciembre 10, 2011

Ebook

Bueno, tras mucho tiempo sin escribir en el blog, voy a ver si recupero las buenas costumbres. Hoy quería hablar de los libros electrónicos y su influencia en el futuro de la lectura.

Todavía no se me ha pasado el asombro, la indignación o el sentimiento indescriptible que me produjo escuchar hace unos diez meses a un editor español hablando sobre el ebook. No recuerdo el nombre ni la editorial, sé que no era de las más importantes pero tampoco era una de andar por casa. Bueno, el caso es que la frase fue "el ebook es una moda pasajera". Posteriormente he oido esta frase repetida por otras personas vinculadas al mundo del libro.

Cuando leí esas declaraciones, me quedé pasmado. En aquel momento me acababan de regalar un ebook y aun no lo había estrenado. Es decir, que yo no tenía la experiencia de haberme leído un libro en uno de estos dispositivos. Pero, aun con la ignorancia que tenía entonces, yo era consciente que lo que había dicho aquel editor era una completa majadería. ¿Cómo se puede ser empresario y tener una visión de futuro tan nula? El no querer ver estas cosas sólo indica un inmovilismo que, en una empresa, sólo es garantía de fracaso.

Cuando este individuo hizo estas declaraciones, quizás habría mucha gente que podría estar de acuerdo con él. Creo que, casi un año después, el panorama ha cambiado tanto que la mayoría de las personas las considerarían ridículas. Yo, desde luego, tras mi experiencia leyendo en ebook, tengo bien claro que de moda pasajera nada, esto es el futuro, un futuro compartido con el papel, seguro, pero que se va a llevar una parte tremenda del pastel editorial. Y el que no haya estado listo, está condenado a desaparecer.

¿Por qué todos los negocios tradicionales ven la tecnología como una amenaza? El que se dedica a esto, tiene que aprovecharse de los avances, no echarlos a un lado. Y ya estamos en un punto de no retorno. La apertura de la tienda de Amazon, la venta del nuevo Kindle en España y el impacto que va a tener en el mundo editorial son tan grandes que los empresarios que no quieran verlo quedarán como meros comparsas. Amazon es el ejemplo a seguir. Un dispositivo de lectura de los mejores, a un precio rompedor. Una tienda que te vende las últimas novedades a un precio asequible. No diré barato, porque no lo es, pero sí asequible comparado con el libro de papel. Compras el libro en tu casa y en 60 segundos lo tienes en tu dispositivo. En fin, concretando, nos da una amplia oferta y una gran comodidad.

¿Es la muerte del libro de papel? No, ni mucho menos. Yo sigo siendo un enamorado de manosear el libro, de sentir su tacto, de verlo en las estanterías. Si por mí fuera, tendría una biblioteca como la de El Escorial. Pero hay que ser realistas, no tengo espacio para eso ni para todos los libros que me gustaría leer a lo largo de mi vida. Por tanto, mezclaré las dos cosas, libro electrónico y libro de papel, y disfrutaré los dos, porque ambos me proporcionan el placer de una grata lectura.

Señores editores, espero que por fin se hayan caído de ese mundo ficticio en el que estaban. El ebook ha llegado para quedarse.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal